Métodos de monitoreo de la calidad del aire en vertederos

Introducción

Los vertederos son sitios de disposición final de residuos sólidos, y son una de las opciones más populares para administrar los residuos generados en las ciudades. Sin embargo, la gestión adecuada de los vertederos no es una tarea sencilla, ya que estos lugares son fuente de contaminación del aire, del suelo y del agua. En particular, la calidad del aire es un problema serio a considerar, dado que la emisión de gases son nocivos para el ambiente y para la salud de las personas.

Contaminantes del aire emitidos en vertederos

Los vertederos emiten una variedad de gases que son perjudiciales para la calidad del aire, la mayoría de ellos son productos de la descomposición de la materia orgánica presente en los residuos. Entre los contaminantes más comunes, se encuentran:
  • Metano (CH4), uno de los gases de efecto invernadero más importantes a nivel mundial.
  • Dióxido de carbono (CO2), que también contribuye al cambio climático.
  • Amoniaco (NH3), un gas corrosivo que contribuye a la formación de lluvia ácida.
  • Sulfuro de hidrógeno (H2S), que tiene un olor desagradable y es tóxico en altas concentraciones.
  • Otros compuestos orgánicos volátiles (COV), que pueden ser cancerígenos o afectar al sistema nervioso central.

Impacto en la calidad del aire

La emisión de gases en los vertederos tiene un impacto directo en la calidad del aire de la zona en la que se encuentran, y también puede afectar a otras áreas cercanas en función de la dirección y velocidad del viento. A corto plazo, los gases pueden causar problemas respiratorios, irritación en los ojos y molestias en la garganta. A largo plazo, los efectos pueden ser más graves, como enfermedades cardiovasculares o pulmonares, cáncer, daño cerebral, entre otros. El monitoreo de la calidad del aire en vertederos es fundamental para asegurar que la emisión de gases no exceda los límites permitidos por la normativa ambiental. A continuación, se presentan los métodos más comunes utilizados para evaluar la calidad del aire en estos lugares:

Análisis de los gases emitidos

Este es uno de los métodos más directos para monitorear la calidad del aire en vertederos. Consiste en la medición de los gases emitidos mediante el uso de equipos de análisis. Los equipos más comunes utilizados para este fin son los cromatógrafos de gases, los espectrómetros de masas y los analizadores de gases portátiles. El análisis de los gases emitidos permite conocer las concentraciones de los diferentes compuestos y la tasa de emisión de cada uno de ellos.

Monitoreo de gases con sensores

Los sensores son dispositivos capaces de medir la presencia de los diferentes gases en el aire, y de proporcionar información sobre la concentración de los mismos. Los sensores son una alternativa a los equipos de análisis, ya que son más económicos y se pueden instalar en diferentes puntos del vertedero. Los sensores más comunes utilizados para el monitoreo de la calidad del aire en vertederos son los sensores de gas electroquímicos y los sensores de gas infrarrojos.

Muestreo pasivo de gases

El muestreo pasivo de gases es una técnica que consiste en la colocación de dispositivos que capturan los gases emitidos en el aire, y su posterior análisis en laboratorio. Los dispositivos más comunes utilizados para el muestreo pasivo de gases son los tubos de difusión y los canisters. Esta técnica permite obtener información sobre la concentración de los diferentes gases durante un periodo de tiempo determinado.

Muestreo de partículas en suspensión

Las partículas en suspensión son otro de los contaminantes emitidos en los vertederos, y su monitoreo es también relevante para evaluar la calidad del aire. La técnica más común utilizada para el muestreo de partículas en suspensión es el muestreo con filtros. Los filtros son dispositivos que atrapan las partículas presentes en el aire, y posteriormente se analizan en laboratorio. El análisis de las partículas en suspensión permite conocer su tamaño, su composición y su concentración en el aire.

Conclusiones

La gestión adecuada de los vertederos es fundamental para minimizar la emisión de gases contaminantes al aire, y garantizar una buena calidad del mismo. El monitoreo de la calidad del aire es una herramienta clave para detectar desviaciones en la emisión de gases y tomar medidas correctivas oportunas. Los métodos de monitoreo presentados en este artículo, son una muestra de las técnicas disponibles, y su elección dependerá del objetivo del monitoreo, del presupuesto disponible y de las necesidades específicas del vertedero. Sin embargo, la aplicación correctamente de estas técnicas, contribuirá significativamente a reducir la contaminación del aire en las zonas cercanas a los vertederos.